Arrimon a una chica muy flaquita.